Patrimonio singular: Letras

Sevillanas de José Antonio Martos Zaldúa (el sevillano)

Hoy he visto a una mujer
que me ha hecho a mi morir,
que la he visto yo pasar
por el barrio El Albaicin.

Estribillo:
Es la Virgen de La Estrella,
es la Virgen de la Estrella
la que nos llena de su amor
y delante va su hijo que es Jesús de la Pasión.

Cuando llega el Jueves Santo
a la gente oigo hablar,
vamos a la carrera el Darro
que la Estrella está al pasar.

(Estrillillo)

Al salir de Catedral
camino calle de Elvira
la gente le grita al cielo
¡Que arte, que maravilla!

(Estribillo)

Entre palio azul y flores
a tu casa estas llegando,
y los Ángeles del cielo
de pena ya están llorando.

(Estribillo)

Sevillanas interpretadas por el coro María Auxiliadora

Brilla en el cielo una estrella, que recoge tu plegaria.
Y Dios te salve señora,
tú que eres llena de gracia
Tú serás siempre encendió,
perfumas con tu fragancia.

Albayzinera mi Estrella,
faro desde San Cristóbal.
Desde el cielo de Granada
Que siempre brille ese palio con la luz de Tú mirada.

Y que tendrá tu misterio, si al Jueves Santo enamoras.
Te besa el sol por la tarde.
La luna andaba sola,
cuando dejas tu barrio y las calles abarrotadas.

Huellas de amor donde pisas, nazareno de pasión.
Con ese abrazo a la cruz
Los pecados que hice yo,
Dios tenga misericordia contra forma del perdón.

Eres refugio y consuelo, de tu barrio Albayzínero.
En tus manos se entregaron,
Los hermanos que partieron.
Confiaron su camino contigo,
directo al cielo.

Sevillanas interpretadas por Con Dos Cajones

Ay tarde del Jueves Santo, cuando Pasión va a salir.
Cuando Pasión va a salir
Y se da cita en la calle
El barrio del Albayzín.

Eres Jesús de Pasión, 
el que la Pasión me quita. 
Yo quiero aliviar tu pena, 
con esa estrella morena que llora detrás de ti.

Cuando sales a la calle, con la cara de dolor.
Con la cruz sobre tus hombros,
y vas repartiendo amor.

La Alhambra llora tu pena, cuando a ti te ve pasar.
Y hasta las aguas del Darro, al verte quedan paras’.

Quiero pedirte una cosa, Padre mío de Pasión.
Que al igual que tú me amas, ame a mi hermanos yo.

Plegaria a María Santísima de la Estrella

Todos sienten emoción,
la tarde el jueves santo, 
cuando va a salir la estrella,
entre claveles y nardos.
Un redoble de tambores, 
va convocando a la gente,
la virgen va por el barrio. 
Cómo una novia de nieve.

Sal a la calle albayzinero,
y unidos los corazones, 
cantemos una plegaria, 
a la madre de los hombres.

Carmen florio, Estrella.
Gitana del Albayzín. 
Ruega siempre por tus hijos,
que no se aparten de ti. (Bis)

En la tarde se perdió, 
ya la virgen de la Estrella. 
Una rosa y un ciprés, 
se han enamorado de ella.
En sus manos lleva gracia, 
en sus labios lleva vida,
lleva perdón en sus ojos.
Para esta gente sencilla.

Sal a la calle albayzinero,
y unidos los corazones, 
cantemos una plegaria, 
a la madre de los hombres.

Carmen florio, Estrella.
Gitana del Albayzín. 
Ruega siempre por tus hijos,
que no se aparten de ti. (Bis)

Ya la noche se cerró, 
entre cirios y saetas.
Vuelve a tu blanco barrio,
cómo la más pura estrella.
Y se escucha una la oración, 
de todos tus costaleros,
que te empiezan a mecer,
en lo más alto del cielo.
Costalero hermano mio,
unidos los corazones, 
cantemos una plegaria,
a la madre de los hombres.

Carmen florio, Estrella
Gitana del Albayzín
Ruega siempre por tus hijos
Que no se aparten de ti. (Bis)

Estrella de Pasión

Una estrella te Consuela

«Amén, escúchanos,
que estos niños quieren ofrecerte esta divina oración.
Amén, Señor de Pasión,
que con estos sones te ofrecemos nuestro amor»

Saeta «Albayzín en el Gólgota»

El Albayzín y el Gólgota
Al acabar la cuesta con Jesús de la Pasión subo llorando mis penas.
A la Virgen de la Estrella yo le rezo noche y día.
Esa Virgen como es tan buena…
Y la Virgen tan buena que cuando tengo pena me la cambia en alegría.

Poema dedicado a María Santísima de la Estrella

Jueves Santo…

Dueña del Jueves que espera
de la mañana a la tarde,
del corazón al que arden
los sueños y las quimeras.
Dueña de todas las flores,
dueña de tantos amores,
dueña de los campanarios,
los balcones con geranios
y el mayor de los dolores.

Dueña de odas atrevidas
que para Ti se inventaran
cuando Dubé le sacara
a tu madera, la vida.
Dueña de la Plaza Larga
del reloj que se aletarga
cuando invades callejones.
Dueña de mil devociones
y la pena más amarga.

Dueña del son de la banda,
del sol del viejo Albaicín
del quejido del clarín,
del camino que se anda.
Dueña de la tez morena
que al piropo desenfrena,
de ese entrecejo tan bello
que lleva impresos destellos
de una luna Macarena.

Dueña, Tú, de la Alhacaba
único rincón del mundo,
ese escondite profundo
donde la Gloria no acaba.
Dueña de los adoquines,
que pisan los albardines
del calzado costalero,
tus ojos son un “te quiero”,
tus pestañas, palanquines.

Dueña de simpar cadencia,
del más populoso andar,
si el verte nos hace rezar,
no verte…es la penitencia.
Dueña de todo el que ama,
de la verdad que proclamas,
dueña del orbe creyente
que al mirarte, en el relente,
descubre cómo te llamas.

Luz, cariño, bendición,
aljibe, rocío, pureza,
empaque, tronío, belleza,
Madre del Dios de Pasión.
Mujer, o Reina, o Doncella,
tu presencia deja huella,
desde el Darro al mirador,
no quererte es un error,
ilumínanos…¡¡Estrella!!

Luis F. Marín.

http://laventanadelabuelo.blogspot.com/2020/04/jueves-santo.html?m=1

Poema dedicado a María Santísima de la Estrella

Estrella de la mañana

Estrella de la mañana
rosa hermosa del jardín
coqueta de mi Granada
y Reina del Albaicin.

Cuántas flores de la Alhambra
capullos quisieran ser,
para servir de almohada
en tu paso azul y plata
a la plantas de tus pies.

Y al llegar el Jueves Santo
San Cristóbal dice a Dios:
¡Que nadie rompa el encanto!
Que nadie le toque el manto,
que sus lágrimas de llanto al caer seguro es
que nazcan flores del campo,
sin espinas, un regalo para tan bella mujer.

Y es que Tú, Estrella mía,
me haces vivir cada día
con orgullo y con Fe,
que deseo llevarte pronto
en mis hombros noche y día
y gritar por «toa Graná»
¡Ea, aquí está la Reina de Andalucía!

José Antonio Martos Zaldúa.

Share This: