Normas costaleros

Las normas a seguir antes, durante y después de la Estación de Penitencia serán:

  • Los hermanos entrarán al interior de la iglesia de San Cristóbal por la puerta de la Casa de Hermandad.
  • Solo podrán entrar al interior de la iglesia los hermanos que vayan a realizar Estación de Penitencia y forman parte del cortejo procesional.
  • La llegada de los costaleros al templo será la determinada por el capataz y siempre antes de las 17:45 h. Deberán de presentar el recibo de pago.
  • En el interior del templo se procurará no interferir en la buena organización de la Hermandad.
  • Al regreso solo entrarán al interior del templo los hermanos que hayan realizado Estación de Penitencia, pudiendo entrar tras el paso de palio de María Santísima de la Estrella todos los hermanos que no lo hayan hecho y toda persona que lo desee.
  • Queda prohibido ceder la medalla a otras personas ajenas al cortejo, cuanto más a los que no pertenecen a la Hermandad.
  • Los miembros de las cuadrillas deberán de tener cumplidos los diecisiete años y tener autorización de sus padres o tutor.
  • Los hermanos costaleros que realicen Estación de Penitencia deben vestir de la siguiente manera:

En función del cuerpo al que pertenezcan, los costaleros vestirán:

  • Si pertenecen a la cuadrilla de Nuestro Padre Jesús de la Pasión vestirá camiseta, sudadera, pantalón y zapatillas negras.
  • Si pertenecen a la cuadrilla de María Santísima de la Estrella vestirán camiseta, sudadera y zapatillas blancas y pantalón azul del mismo tono que el manto.
  • Los costaleros podrán pertenecer a las cuadrillas mientras físicamente respondan a las necesidades de las mismas. Deberán estar sanos y en el caso de tener alguna enfermedad o estar tomando algún medicamento, deberá informar al capataz.
  • Está prohibido fumar dentro del cortejo durante la Estación de Penitencia.
  • Tampoco podrá beber alcohol antes ni durante la Estación de Penitencia.
  • El trabajo del costalero es anónimo. El faldón del paso representa lo que el antifaz al nazareno, por ello las entradas y salidas de los pasos se harán lo más discretas y rápidas posibles.