En el recuerdo: Magna Mariana

Tal día como hoy, 18 de mayo, en el año 2013, víspera de la Solemnidad de Pentecostés, se celebró la gran peregrinación “María, Reina de Granada”, procesión extraordinaria de 33 Sagradas Imágenes marianas de Granada y patronas de algunos pueblos de la provincia (Loja, Motril, Almuñécar, Alhama y Ugíjar), para celebrar el I Centenario de la Coronación Canónica de la Virgen de las Angustias, Patrona de nuestra bendita ciudad. Esta efeméride es la que llevó a la Santa Sede a conceder un Año Jubilar Mariano en Granada, que comenzó en septiembre del año anterior y tuvo su fin el 31 de diciembre de 2013.

Cofrades y fieles en general mostraron su amor y devoción por la Madre de Dios por las calles de toda la ciudad durante esta jornada histórica para la vida cristiana de Granada, en un recorrido que comenzó en la Santa Iglesia Catedral hasta la Basílica de Nuestra Señora de las Angustias, donde el arzobispo, monseñor Javier Martínez, elevó una oración ante cada una de las advocaciones marianas que se presentaban ante la Patrona y rezó una Salve, junto a todo el pueblo de Dios.

Un día antes, las hermandades del barrio del Albayzín-Sacromonte organizaron una jornada de puertas abiertas en sus respectivos templos para mostrar los pasos de sus titulares marianas en dicha jornada previa a la Magna Mariana. El proyecto estuvo impulsado por diez hermandades de la Semana Santa de Granada: La Esperanza, El Santo Sepulcro, La Concepción, Las Maravillas, Los Dolores, El Vía Crucis, La Aurora, El Silencio, La Estrella y El Consuelo; y su publicidad fue patrocinada por la Fundación Aguas de Granada, la Agencia Albayzín y la Asociación de vecinos del Albayzín. También se contó con la colaboración de la Concejalía de juventud del Ayuntamiento de Granada. El broche de oro de la jornada del día 17 se puso a las 21,00 horas con la celebración de una Vigilia presidida por el Arzobispo de Granada, Monseñor Martínez Fernández, en la Iglesia de San Juan de los Reyes. En la misma, tuvieron un papel fundamental los distintos grupos jóvenes de las hermandades antes mencionadas.

Ya en la mañana del día sábado 18 de mayo, desde las 6,00 horas de la mañana y a pesar del riesgo de lluvia existente, comenzaban a discurrir los diferentes pasos de palio por toda la ciudad, siendo a las 7,30 horas cuando María Santísima de la Estrella saliera de nuestra sede canónica, la iglesia de San Cristóbal, para dirigirse hacia la Santa Iglesia Catedral. Los pasos accedieron por dos puertas diferentes, Pasiegas y del Perdón, haciendo las del Zaidín, la de la Salud y la Luz, las últimas en hacer la entrada en torno a las diez y media de la mañana. Un total de 28 pasos hicieron su entrada que se unían a los cinco que ya esperaban en el interior de las naves catedralicias.

Así finalizaba la primera parte de este día que continuaría al instante con la visita de los pasos en la Catedral, con dos accesos diferentes donde se formaron largas colas. La procesión extraordinaria llevaba consigo una obra de caridad, ya que los donativos de la colecta en la Eucaristía, las mesas de póstula en algunos puntos del centro de la ciudad por la mañana y el acceso al templo catedralicio para ver las Sagradas Imágenes fueron destinadas al Economato Solidario, impulsado por el Arzobispado de Granada y de cuya gestión se encarga la Real Federación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa con Cáritas Diocesana de Granada.

En la Eucaristía previa a la salida del cortejo procesional, monseñor Martínez aludía a las palabras del San Juan Pablo II en su Encíclica Redemptoris Mater: “La Virgen, Madre, precede a la Iglesia en su peregrinación hacia el Reino”, de tal manera “que esta tarde eso se hace carne”. En sus palabras, señaló la explosión de fe que era esta Gran Peregrinación y subrayó que con ella la celebración de Pentecostés ya había comenzado, recordando a María en el Cenáculo con los Apóstoles en la venida del Espíritu Santo.

Un fuerte aguacero acechaba Granada a las cinco de la tarde, por lo que no fue hasta media hora después cuando la cruz de guía de Santa María de la Alhambra (que porta una figura de la Virgen de las Angustias) cruzara el umbral de la puerta de la Encarnación de la Santa Iglesia Catedral. Así se iniciaba un largo cortejo que se encaminaría hacia la Basílica de las Angustias para rememorar algo ya vivido en nuestra ciudad en 1954, donde se contó con casi el doble de Imágenes provenientes de toda la provincia. En la plaza de las Pasiegas esperaba la Banda Municipal de Granada, la cual interpretó a la salida de cada Virgen una marcha dedicada. La Virgen de las Angustias se situó en la Puerta de la Basílica para que a su paso, cada paso de palio se girara, rezando una salve por el Arzobispo, Monseñor, Francisco Javier Martínez.

La Real Federación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de Granada construyó un sitio web vinculado a su página principal con motivo de la Gran Peregrinación Mariana ‘María, Reina de Granada’, que aún sigue en activo. El sitio web es magnamarianagranada.blogspot.com.es y en él se ofrecen contenidos y detalles de dicha procesión extraordinaria.

1 comment on “En el recuerdo: Magna Mariana”

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *