Alberto Fernández Barrilao, autor de la imaginería del canasto del paso de Nuestro Padre Jesús de la Pasión

Tras los acuerdos del último Cabildo General de Iniciativas y Proyectos la hermandad afrontará ahora la segunda fase de realización del paso de Nuestro Padre Jesús de la Pasión, relacionada con la iluminación del canasto y de la realización de las primeras piezas de escultura, que serán realizadas por los talleres de Abel y Justi y el granadino Alberto Fernández Barrilao, respectivamente.

De esta manera, la culminación del paso de nuestro titular cada vez se encuentra más cerca. Y es que, tras acabar los trabajos de dorado, y siguiendo el proyecto aprobado por la Junta de Gobierno y el Cabildo General, la hermandad afrontará ahora una nueva y decisiva fase en la ejecución del conjunto de ebanistería y escultura. Siguiendo las directrices aprobadas por la Junta de Gobierno y el Cabildo General, en esta nueva etapa tendrá lugar la realización de los nuevos candelabros de guardabrisas, situados sobre la mesa del paso. Con esta incorporación, además del contenido simbólico, se pretende ofrecer una mayor luminosidad a toda la ebanistería, con el fin de realzar los perfiles y volúmenes del canasto así como la calidad de la talla del paso. Siguiendo la inercia de los últimos trabajos desempeñados en la hermandad, la composición, talla y dorado de estas piezas lignarias serán realizadas por el taller de Abel y Justi; avalándoles la calidad de sus trabajos y la responsabilidad con la que siempre han actuado cara a la hermandad.

Dentro de esta segunda fase, entre la terminación del dorado y la ejecución de los respiraderos y faldones, tendrá también lugar el desarrollo de buena parte del programa iconográfico del paso. Así, la hermandad se dispone ya a afrontar la realización de las ocho imágenes de bulto redondo y las ocho cartelas dispuestas alrededor de todo el paso: cuatro reyes del Antiguo Testamento en las esquinas, a modo de prefiguraciones cristológicas; cuatro sibilas sobre las ménsulas del canasto, como expresión profética de la llegada de Cristo en medio de los gentiles; así como las cartelas del canasto que representan el triplex munera de Cristo (rey, profeta y sacerdote) juntamente con su naturaleza y vocación soteriológica (salvador). Siguiendo el mandato del Cabildo General, el encargado de la realización de este conjunto lo realizará el escultor Alberto Fernández Barrilao, quien ha expresado la satisfacción y responsabilidad que le embriaga responder a un encargo de esta magnitud. Siguiendo las instrucciones de la comisión permanente, Fernández Barrilao empezará a estudiar en las próximas semanas los modelos en torno a los cuales trabajará y cómo será su acabado; presentando como singular novedad las vestiduras de telas encoladas, recogiendo la tradición de la escultura devocional granadina de la Edad Moderna.

La intención de la hermandad, y especialmente de la comisión encargada de la supervisión de los trabajos, es que estos encargaos respondan a un principio de excelencia. De esta manera, buena parte del conjunto escultórico se irá desarrollando de forma paulatina, para garantizar siempre la material y estética de las piezas.

David García Trigueros

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *